Seguidores

martes, 17 de agosto de 2010

A 200 Años Luz


Acabo de volver de mis vacaciones en Suecia, país que desconocía personalmente, las referencias existentes eran escasas, y mi primera impresión fue muy agradable.
Serían muchos los aspectos a analizar y para establecer las odiosas comparaciones con mi país, España.
La que más me llamó la atención es el alto nivel de civismo, conciencia de respeto y responsabilidad para con los demás, lo público y las leyes existentes.
Se nota una sociedad madura donde las personas conocen sus obligaciones con lo ajeno y el derecho que tenemos todos al disfrute de manera civilizada y responsable, sólo apuntar que existe una ley que permite la acampada libre en cualquier espacio siempre que no se alteren las condiciones iniciales del entorno ni sus habitantes o propietarios, es decir, podría acampar en una finca privada siempre que fuese capaz de respetar ese básico principio y pidiese permiso, por cortesía, al propietario del terreno. Igualito que en España, donde cada vez quedan menos espacios naturales donde acampar libremente sea posible, aquí dejaríamos todo lleno de basura, ruidos y demás sandeces propias de las personas sin educación cívica.
Ese nivel de educación se hace palpable en los transportes públicos; las colas de los museos, aquí nos colamos si se descuida un mínimo el de adelante; los semáforos ( la espera ordenada en fila en el lado derecho siempre para facilitar el tránsito a los del sentido opuesto ), nosotros ocupamos toda la acera y nos sorteamos en medio de la calzada con los del sentido contrario; el reciclado de las basuras como filosofía de vida asumida sin discusión; el nivel de tolerancia con las demás personas se palpa en un sentido de la vida menos estresado donde claramente se fomenta y respeta la vida laboral y personal, como base del éxito para la consecución de objetivos.
Seguiría poniendo ejemplos de lo vivido y experimentado en primera persona, pero no quiero caer en la reiteración, sólo quiero concluir que me sentí algo troglodita por mi educación latina frente a otra más evolucionada en lo social.
Seguro que no todo es perfecto ni idílico, pero no me importaría importar ese modus vivendi para mi país y lograr de esta tierra un lugar más amable y respetuoso, a la larga seríamos más felices siendo más responsables.
P.D. : Las cabañas en las que nos alojamos fueron limpiadas por los inquilinos salientes, ni que decir que tuvimos que dejarlas igual de ordenadas y limpias como las recibimos, ni se discute que no sea así, el compromiso y la responsabilidad que nos fue legado nos obliga a ser igualmente con los siguientes ocupantes, con los mismos derechos y obligaciones todos/as.


Who.

11 comentarios:

Rousitah dijo...

Hola, qué bueno que haya disfrutado una linda visita a Suecia, yo no tengo esa fortuna de conocer países europeos, solo busco en google y veo qué lugares son tan interesantes.
Muy bonito el comentario, yo anhelo con un país sin mucha violencia e injusticia.
Saludos desde Panamá, Rosa.

Gaia dijo...

Anda, si ya has ido para el norte!! espero que fuera muy bien el viaje y lo disfrutaras. Y sí, entiendo todo lo que nos cuentas, cuando viajas a paises verdaderamente "civilizados" te entra una mala leche al ver lo que tenemos aquí...grr grr A ver si aprendemos algun día a copiar las cosas buenas de esos países nórdicos.

Un fuerte abrazo.

PD: por lo que veo en Suecia también hay los trolls...te trajiste alguno? yo acabé sucumbiendo a ellos y ahora tengo un imán de troll en la nevera que cada vez que lo veo pienso: pero qué me debió dar para comprar éso! jajaja

Armando dijo...

Bienvenido de nuevo ´
Alegrándome de que lo hayas pasado tan bien en familia.
Un fuerte abrazo.

Sil dijo...

Who, te digo un par de cosas en mi pais, Argentina, las cosas se duplican de peor que en España, sin embargo tengo como cuñado a un oriundo de Barcelona que se enamoro de mi cuñada y hace ya 4 años que vive aqui ecantado, creo que debemos encontrar la belleza del lugar de donde somos oriundos, pero, siempre hay un pero, este año pase mis vacaciones en Inglaterra, y estan casi igual que en Suiza, quede maravillada con su cultura y educacion y readaptarme a mi lugar fue dificil, pues las comparaciones son terribles, que decirte podriamos hacer todo un debate del tema....
un abrazo,

Sil dijo...

Perdon, era Suecia, igual creoq ue Suiza esta en iguales condiciones...

carli dijo...

que buena experiencia, creó que si me tomo unas vacaciones alla cuando vuelvo a la Argentina entro en depresión y pánico, por aca es todo terriblemente tumultuoso, pocos son los que respetan o cuidan que la vida en sociedad sea algo realmente agradable.
te asaltan te matan, el gobierno te roba etc etc , sería muy largo de contar.
pero cuando veo las montañas, me bebo un malbet de mi tierra la sonrisa vuelve a mi, y por suerte se que somos varios los que tiramos para adelante.
un beso.

Agua dijo...

Querido amigo, nosotros aun segimos por aqui. Ahora en Gotemburgo con mi cunado.... manana volvemos al lago donde me sentare a echarles de menos y a mirar con nostalgia la cabana numero 6. Besotes grandes para todos y nos vemos muy pronto.
PD: estos teclados suecos pasan de los acentos y no saben lo que es la n con un palito encima, claro!!

veronica dijo...

hola cuando puedas pasa por mi blog que tienes un premio besos

Xana dijo...

si es verdad cuando sales a otros paises te das cuenta de lo primitivos que somos en muchos aspectos,
bienvenido
y un beso

Anónimo dijo...

Hay calles de mi barrio, que me averguenzan.
Besitos Who.
Darilea

Caco dijo...

Vaya, me alegra que ese viaje te haya dejado una enseñanza. Déjame decirte que por estos lados pasa igual, hay una gran desorganización, no hay una cultura de respeto animal, no hay costumbres ecológicas, muchas cosas se mueven por medio de las "palancas" y tantas cosas que en realidad dan furor y tristeza. Ya mejor ni sigo con el comentario, porque me llega la mala vibra xD

Lo importante del asunto es que las comparaciones servirán para comenzar a pensar en cambios y poderlos hacer posibles.

Un abrazo, amigo. Perdón por las ausencias y gracias por tus huellas.